¿Cómo identificar si estoy en riesgo de desarrollar una ERC?

Entre quienes se están adentrando en el mundo del cuidado renal, una de las dudas más frecuentes es respecto a cómo evitar una enfermedad renal crónica. En algunos casos, sí es posible identificarla a tiempo para ralentizar el avance de estadíos, por esto su detección temprana es uno de los pilares del cuidado renal de Baxter RCS.

 

 

Para entender mejor cuáles son las condiciones que nos llevarían a desarrollar una enfermedad renal crónica (ERC) con mayor facilidad, conversamos con la especialista Delia Perea, de Baxter RCS.

Antes que nada, Delia nos recordó que existe un grupo de enfermedades que pueden decantar en la aparición de una ERC, y para ello hay una serie de exámenes que nos serán útiles, tanto a nosotros como a nuestro médico, para saber si estamos en riesgo.

Existen un grupo de enfermedades que podrían en algún momento llevarle a desarrollar ERC, como son la diabetes, la hipertensión, las glomerulopatías (enfermedades propias del riñón), la enfermedad renal poliquística del adulto, las nefropatías obstructivas (crecimiento de la próstata en los hombres, malformaciones de los uréteres, cálculos y masas) así como algunas enfermedades autoinmunes, entre otras, explicó Delia, recordando que las más frecuentes son la diabetes y la hipertensión (especialmente en la población de edad avanzada). “Los exámenes requeridos para el diagnóstico van a depender en gran parte del criterio médico y de la presencia de otras enfermedades en el paciente, pero se puede realizar un tamizaje inicial con analíticas sencillas, como son: creatinina sérica, uroanálisis y albuminuria”, agregó.

Además de lo anteriormente mencionado, esta especialista nos sugiere tener presente nuestra historia clínica a la hora de consultar con nuestro médico. Esto, ya que conocer si hemos sufrido de hipertensión, diabetes, glomerulonefritis, infecciones urinarias frecuentes, enfermedades de la próstata, cálculos renales o lupus eritematoso sistémico será clave para que se facilite la orientación hacia un diagnóstico oportuno.

También vale la pena mencionar si hemos consumido por periodos prolongados algunos medicamentos como naproxeno, diclofenaco, ibuprofeno y voltarén, entre otros.

Por otro lado, Delia nos sugiere comentarle a nuestro médico sobre nuestros antecedentes familiares. De forma especial, habrá que mencionar si en nuestra familia cercana hay diagnósticos de enfermedad renal poliquística, o si alguno de nuestros padres o hermanos llegó a requerir una terapia de reemplazo renal (diálisis o transplante Renal).

 

Cambios en nuestro estilo de vida

Además de prestar atención a las preexistencias que pueden llevarnos a desarrollar una ERC, consultamos con esta especialista acerca de las cosas que podemos mejorar de nuestro día a día para evitar esta enfermedad, y esto fue lo que nos sugirió.

  • Incremento de frutas y verduras en la alimentación.
  • Disminución del consumo de grasas: preparaciones fritas, embutidos y salsas industrializadas
  • No ingerir medicamentos que no nos ha formulado un médico
  • Ejercitarnos con frecuencia según nuestra capacidad y preferencias
  • Conocer cuál sería nuestro peso saludable e intentar mantenerlo
  • Evitar o abandonar el tabaquismo
  • Limitar el consumo de sal en la alimentación
  • Suspender o limitar el consumo de alcohol.

 

¿Cuándo consultar con nuestro médico?

Delia nos recomienda consultar ante la aparición de síntomas que indiquen alguna alteración en el funcionamiento normal de nuestro organismo como por ejemplo:  cambios en las características normales de la orina (ardor, dolor, orina espumosa) presencia de edemas (hinchazón) localizado en alguna parte de nuestro cuerpo, Cualquiera que se salga de lo habitual debe ser motivo de consulta con un médico. Así mismo, es importante tomar la presión arterial periódicamente para asegurar que se encuentre dentro de los valores normales.

 

Los jóvenes no deben bajar la guardia

Aunque la gran mayoría de pacientes con enfermedad renal crónica son mayores de 50 años, los jóvenes no deben descuidar la salud de sus riñones. Así, esta especialista recomienda mantener un estilo de vida saludable para evitar las enfermedades mencionadas que podrían llevar a desarrollar una ERC. “realizar chequeos periódicos de acuerdo a lo indicado por el medico  para buscar patologías que puedan llevar a desarrollar ERC. Un joven también puede padecer Hipertensión, Diabetes y estas enfermedades podrían terminar afectando sus riñones”, comenta