Formas de prevenir la COVID-19 en la unidad renal

  • ¿Qué debo hacer si soy paciente renal para no contagiarme durante mis terapias?
  • ¿Qué cuidados puedo tener para no contagiar a otros pacientes si tengo COVID-19?

 

En tiempos de pandemia, muchas dinámicas de nuestras vidas han tenido que cambiar. Todos estos cambios están enfocados a que logremos prevenir el contagio por coronavirus tanto para nosotros como para los que nos rodean, y así mantenernos saludables.

Muchos pacientes con Enfermedad Renal Crónica (ERC) se habrán preguntado si es seguro continuar asistiendo a las terapias, especialmente las de hemodiálisis. Para aclarar todas las dudas que puedan existir al respecto, conversamos con Alfonso Bunch, médico internista, nefrólogo y director Médico en Baxter Renal Care Services.

Para empezar, los pacientes con ERC deben recordar que por ningún motivo deben descuidar sus tratamientos. Aunque lo recomendable es no salir de casa, aquellos pacientes que requieren hemodiálisis no pueden faltar a sus sesiones.

Cabe recordar que la enfermedad renal crónica, al igual que la diabetes, la hipertensión y/o la obesidad, son consideradas comorbilidades (condiciones de salud que pueden complicar el cuadro clínico del paciente ante un contagio de coronavirus). “Al tener comorbilidades, ante un contagio de COVID-19 puedan aparecer complicaciones. La enfermedad se presenta de una manera más severa frente a quien no las tiene”, explica nuestro médico.

De igual manera, Bunch anota que “las personas con ERC, por lo general, son pacientes de mayor edad, solo por eso ya tienen un factor de riesgo, además, pueden tener comorbilidades como la diabetes o la obesidad por la misma enfermedad, que también genera cambios y alteraciones en su sistema inmunológico y en la capacidad de defenderse ante estas infecciones. El cuadro clínico puede incluir un ahogo que requiere hospitalización, entonces los cuadros son similares, pero la frecuencia con que se presentan los cuadros severos es mayor en los pacientes con ERC”.

 

Con esto en mente, para que los pacientes puedan continuar asistiendo a sus terapias con tranquilidad, hay varios puntos a tener en cuenta.

  • En el caso de la diálisis peritoneal, se recomienda que los pacientes continúen haciéndola en casa. Solo deben visitar las unidades renales en casos estrictamente necesarios. Para ello, deben continuar atendiendo las teleconsultas de sus médicos.
     
  • Ante cualquier duda por síntomas posiblemente asociados al coronavirus, el paciente debe informar cuanto antes a su médico.
     
  • Para quienes requieren hemodiálisis, las terapias deben continuar. En las unidades renales se realizará siempre un triage en el que el paciente debe informar de cualquier novedad o síntoma nuevo. Así se garantizará que quienes estén bajo sospecha de COVID-19 no estén en la misma sala que otros pacientes sanos.
     
  • Al asistir a una unidad renal, el paciente y su acompañante deben usar tapabocas en todo momento. 
     
  • Al ingreso también debe haber un lavado de manos adecuado para reducir riesgos, y en lo posible, evitar el uso de transporte masivo para llegar y regresar de la unidad.
     
  • A todos los pacientes con ERC se les recomienda evitar por completo el contacto con personas que no sean del núcleo familiar del hogar. Deben evitar salir de casa si no es para sus terapias u otros asuntos médicos.