Etapas 4 y 5 de la enfermedad renal crónica: síntomas, tratamientos y todo lo que necesita saber

 

La ERC se divide en 5 estadios y cada uno de ellos representa un diferente momento de la falla renal. Aquí te hablamos de sus últimas fases y qué pasa con los pacientes cuando llegan a este punto.

Después de ser diagnosticado con la enfermedad renal crónica, también conocida como ERC, es importante que el paciente conozca sus diferentes estadios. Esto, le permitirá comprender mejor su condición médica, seguir el tratamiento correcto y mejorar algunos hábitos de vida. Jennifer Garay, médica nefróloga de Baxter RCS, nos explica qué significa que una persona se encuentre en las últimas etapas, es decir, las 4 y 5.

 

Lo que podrás leer en este contenido:

  • Estadio 4 de la enfermedad renal crónica: diagnóstico, síntomas y tratamientos
  • Evolución de la etapa 4 a la 5 de la ERC
  • Grado 5 de la enfermedad renal crónica: ¿qué significa entrar en esta última etapa?
  • Acompañamiento por parte de familiares y cuidadores
     

¿Qué sucede cuando un paciente se encuentra en el grado 4 de la ERC?

Es la persistencia del daño en los riñones o disminución de la función renal durante al menos un periodo de tres o más meses, independientemente de la causa, en donde la tasa de filtración glomerular se encuentra entre 15 a 29.
 

¿Cuáles son los síntomas que se presentan en este estadio?

Muchos pacientes no presentan síntomas, incluso en estas etapas avanzadas de la enfermedad. A menudo se van a detectar de manera incidental en un chequeo de rutina o en los programas de riesgo cardiovascular o de diabetes mellitus. Rara vez se observa disminución en la capacidad de producir orina, por lo cual el ser asintomático no excluye el tener una enfermedad renal avanzada.

Algunos pacientes pueden tener signos o síntomas relacionados con la disminución de la función renal como hipertensión arterial o edemas.

 

¿Se puede revertir el daño renal cuando ya se llega al grado 4 de la ERC?

Las personas que vienen con un deterioro crónico no revierten, sin embargo, hoy contamos con programas de nefroprotección que permiten mantener estable al paciente durante mayor tiempo y disminuir el riesgo de avanzar a la última etapa del daño renal.

También existen otros casos: son sujetos que tienen enfermedad renal crónica en etapa 2 o 3 y cuando presentan algún evento que deteriora su estado de salud, aunque no sea directamente por el riñón, como por ejemplo una infección como la neumonía que requiera hospitalización, pueden llegar a presentar un daño renal de grado 4. Pero, una vez se resuelve ese evento agudo, pueden recuperarse paulatinamente hasta llegar nuevamente a lo que conocemos como la función renal basal del paciente.

 

¿Qué tan rápida es la evolución de la enfermedad de esta etapa a la siguiente?

Determinar la velocidad con la que avanza la enfermedad renal depende de la causa, además de la estabilidad de la misma. Por ejemplo, si se tiene diabetes mellitus mal controlada, la ERC va a continuar avanzando de manera importante. Por eso es necesario seguir de manera adecuada las indicaciones del médico nefrólogo.

 

¿Qué pasa cuando un paciente ha llegado al grado 5 de la enfermedad renal crónica?

Debe iniciar un proceso de preparación y aceptación, pues se encuentra en la etapa final de la enfermedad renal. También debe comenzar un entrenamiento en las terapias de diálisis, las cuales puede hacer en casa mediante la diálisis peritoneal, o en una unidad renal a través de la hemodiálisis.

Siempre se debe tener en cuenta que el posponer el tratamiento correcto puede conllevar a una condición clínica llamada “urgencia dialítica”, en la que los pulmones se llenan de agua, hay convulsiones, arritmias cardiacas, estupor o coma, y que podría concluir con la muerte.

 

¿Cuáles son los síntomas que se presentan en esta última etapa?

A pesar de ser el momento más avanzado de la enfermedad, existen pacientes que no exhiben ningún síntoma, e incluso pueden continuar con una adecuada capacidad de orinar. Sin embargo, dependiendo del tiempo de duración de esta y del deterioro paulatino pueden presentar el siguiente cuadro:

  1. Bajo apetito
  2. Vómito
  3. Fácil fatigabilidad
  4. Debilidad generalizada
  5. Prurito o picazón en el cuerpo
  6. En caso extremo: alteración del estado de la conciencia, convulsiones, edemas y dificultad para respirar.

 

¿La diálisis y el trasplante renal son los únicos tratamientos que existen para la ERC en etapa 5?

Hasta el avance en medicina que tenemos a la presente fecha estas son las dos opciones de tratamiento. El acudir a otros manejos, comúnmente conocidos como naturistas, puede conllevar a una mayor probabilidad de intoxicación y secuelas irreversibles.

 

Algunos pacientes en etapa 5 de la enfermedad consideran que la esperanza de vida es muy baja. ¿Qué se les puede decir a ellos?

Actualmente, se cuenta con unidades renales que reúnen un equipo multidisciplinario con un médico nefrólogo (especialista en enfermedad renal), nutricionista, trabajadora social, enfermeras y psicólogos que tienen una amplia experiencia, además de tener una tecnología de punta y terapias que han avanzado de manera importante. Gracias a todos estos elementos las expectativas de vida son más altas.

 

En estas etapas avanzadas de la enfermedad renal crónica, ¿cómo debe ser el acompañamiento de los cuidadores o seres queridos del paciente?

Son de vital importancia tanto emocionalmente, como al poder entrenarse en todos los aspectos de la enfermedad renal: pautas de alimentación, administración de medicamentos, traslados y demás.